La Teoría de la integración sensorial es una respuesta científica a múltiples y muy diversos problemas infantiles de aprendizaje, comportamiento, desarrollo y descoordinación motriz tales como la hiperactividad, la mala inserción escolar, las disfunciones relacionadas con el autismo o las dificultades en el proceso de alimentación.

Desde la Integración Sensorial abarcamos la  capacidad del Sistema Nervioso Central para organizar e interpretar las informaciones captadas por los diversos sistemas sensoriales (visual, auditivo, gustativo, olfativo, táctil, propioceptivo y vestibular) y poder responder así de forma adecuada al ambiente que rodea al niñ@.

La habilidad del sistema nervioso de recibir e interpretar las sensaciones provenientes del cuerpo y del entorno constituye la base sobre la que el niñ@ creará nuevas habilidades en todas las áreas de su desarrollo.

Nuestra tarea será guiar y facilitar la entrada de estas experiencias sensoriales con el fin de hacer que el niñ@ mejore en su participación y en su capacidad de desempeño, mediante el juego y con una mirada de respeto al niñ@ y a sus familias.